Recurso preventivo vs coordinador de actividades empresariales: formación necesaria

La presencia de recursos preventivos en el centro de trabajo, por parte de las empresas concurrentes, y la designación de una o más personas encargadas de la coordinación de las actividades preventivas, son dos de los medios de coordinación definidos en el Real Decreto 171/2004, señalados como preferentes.
A pesar de estar definidas legalmente, sus responsabilidades y funciones se confunden, cometiéndose fallos en su designación y, en consecuencia, asunción de responsabilidades, lo cual tendrá repercusiones legales en caso de accidente, llegando a ser sancionable. ¿Qué capacidades ha de tener un trabajador para poder ejercer como coordinador de actividades empresariales?, ¿cuál es la formación que se ha de exigir a un trabajador como recurso preventivo?, ¿qué aptitudes se han de evaluar?

Para garantizar una gestión de la coordinación de actividades empresariales de eficaz estas son las directrices en materia formativa que han de seguir los empresarios concurrentes:

A) RECURSO PREVENTIVO

Según indica la Ley 54/2003, el empresario únicamente podrá designar como recurso preventivo a uno o varios trabajadores designados, miembros del servicio de prevención propio de la empresa o servicio de prevención ajeno concertado por la empresa y trabajadores de la empresa. La ley indica que todos ellos deberán contar con la formación preventiva correspondiente a las funciones asignadas, siendo como mínimo la que les capacita como Técnico de Prevención con funciones del nivel básico. En todo caso, prosigue el texto, el trabajador designado deberá contar con conocimientos, cualificación y experiencia necesaria en las actividades o procesos en los que debe desarrollar sus funciones, lo cual deberá ser indicado y justificado en la designación del trabajador

B) COORDINADOR DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES

Según indica el art. 14 del Real Decreto 171/2004, deberá poseer la formación preventiva correspondiente a los riesgos a controlar, teniendo como mínimo las funciones a ejercer por un Técnico en Prevención de nivel intermedio si bien en la aplicación práctica dado el nivel de complejidad preventiva derivado del análisis de riesgos concurrentes se solicita una titulación superior.

Como coordinador de Actividades Empresariales podrán ser uno o varios de los trabajadores de la empresa, pero siempre debe ser designados por el empresario titular para el desarrollo de las actividades preventiva y que reúnan las competencias, los conocimientos y la cualificación necesarios en las actividades a realizar. En este caso se limita a:  miembros del servicio de prevención propio de la empresa o servicio ajeno, trabajadores de la empresa titular capacitados para la coordinación, o una o varias personas de empresas dedicadas a la coordinación de actividades preventivas, que reúnan las competencias, los conocimientos y la cualificación necesarios en las actividades a realizar.

Pese a las diferentes posibilidades que existen, la opción preferente que acostumbra el empresario titular es la designación de uno o varios coordinadores de actividades empresariales, dado el conocimiento especialista y el conocimiento de la organización.  Sin duda, invertir en la adquisición de los conocimientos que especialicen como Técnico de Coordinación de Actividades Empresariales será una clave para afianzar tu carrera profesional y completar tu formación como prevencionista.  El Equipo de CTAIMA Academy te ayuda

 

 



Bitnami