¿Por qué es tan importante la formación en #PRL? ¿En qué fallas?

Si recae en ti la Formación en PRL, es momento de impulsar una formación más práctica y adaptada a la realidad de tu empresa y los trabajadores que operan en ella, de forma que se garantice con ello la adquisición de habilidades y competencias que favorezcan comportamientos más seguros y que a su vez ayuden a fomenten una mayor cultura preventiva.

Inicialmente se puede establecer una relación directa entre una formación efectiva de los trabajadores en materia de seguridad y salud y una disminución de los índices de siniestralidad en las empresas.  No obstante, la gran variedad de oferta formativa en PRL presenta varias debilidades a resolver si se persigue un sistema eficaz y de calidad plenamente integrado en todos los niveles y para todos los agentes presentes en el proceso productivo.

La formación en PRL además de proporcionar conocimientos sobre los riesgos existentes y las medidas de prevención aplicables y necesarias, lo cual ya se hace en la actualidad. Si tienes por objetivo trasladar el significado y alcance real del sistema preventivo en tu organización necesitas que la formación en PRL se enfoque a todos los agentes implicados, se personalice y adapte a su perfil y necesidades. Así impartirás formación efectiva tanto a los directivos, cargos de mando, trabajadores y a los profesionales especializados en PRL.

En el estudio: Análisis de la evolución y situación actual de la formación en prevención de riesgos laborales. Una propuesta de mejora | Anselmo C. Soto y Ricardo Díaz, editado por la CEOE se detallan los principales aspectos a mejorar en este ámbito:

  • La formación que se imparte suele ser de contenido muy general, incluso a veces corta de duración, por lo que no sólo se incumple con las características definidas en la Ley (la formación debe ser teórica y práctica, suficiente y adecuada) sino que no se obtiene el objetivo que se busca con esta formación que no es más que el desempeño de la actividad de forma segura.
  • Existe desconocimiento de las obligaciones preventivas en las empresas, así como de las consecuencias de su incumplimiento, unido a una percepción a menudo baja de los riesgos existentes en diversos ámbitos.
  • Hay una información y formación técnica y jurídica en materia preventiva no siempre adaptada a las características de cada uno de los colectivos implicados.
  • El marco normativo de la PRL es muy complejo, lo que dificulta su aplicación especialmente en las micro y pequeñas empresas que no disponen de departamentos de Seguridad y Salud que velen por su cumplimiento.
  • La formación en PRL frecuentemente está poco orientada a sensibilizar y a transmitir habilidades respecto a la importancia que se debe dar a los comportamientos seguros y hábitos saludables en el trabajo, tanto en la formación dirigida a trabajadores como a prevencionistas.
  • La integración de la PRL en ocasiones no alcanza a todas las actividades y áreas de las empresas y, por tanto, se necesita la aplicación de competencias adecuadas y de un mayor liderazgo de todos los cargos directivos.
  • No se han realizado modificaciones profundas en la oferta formativa, ni en su tiempo de dedicación al desarrollo de esta, ni a los contenidos. Los contenidos contemplados en el Anexo VI del RSP siguen siendo los mismos, quedando algunos de ellos obsoletos, para muchos profesionales de la prevención. No se han actualizado.

Si en este 2019 te has marcado como objetivos:

  • Mejorar y actualizar los métodos, herramientas y materiales utilizados en la formación PRL aprovechando las ventajas asociadas al uso de las nuevas tecnologías.
  • Desarrollar actuaciones continuas de actualización y mejora de la formación adquirida en materia de prevención de riesgos laborales.

No dejes de contactar con el equipo de CTAIMA Academy.

Sabemos cómo ayudarte